Cultural Family Free

Películas de Hollywood con un corazón muy mexicano

17 de abril, 2017
México es el lugar preciso para grabar todo tipo de filmes sin importar la cultura o tradiciones, pues cuenta con todo tipo de ecosistemas y de gente

Las playas, desiertos, selvas o -simplemente- su arquitectura bastan para encontrar en México un lugar mágico al momento de buscar locaciones para rodar una cinta, sobre todo, para nuestros vecinos del norte, quienes han aprovechado cada rincón de nuestro país para crear grandes filmes clásicos.

¿Alguna vez han escuchado acerca de los Estudios Baja? Se construyeron en Rosarito, Baja California, y -a partir de ahí- se han grabado películas de todos los géneros: drama, suspenso, acción, amor… con grandes actores de Hollywood como Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Charles Robert Redford, entre otros.

¿Quién no ha llorado con la triste historia de Jack y Rose en Titanic?, sabías que todo lo grabaron en Rosarito, a excepción de las primeras escenas donde sale el barco original, cada acontecimiento fue recreado en los estudios; de hecho, Estudios Baja fue creado especialmente para esta película y, al ver el éxito obtenido, continuaron con cintas espectaculares.

Si andas por allá, aprovecha para visitar el estudio. Otro gran film producido ahí es Pearl Harbor, quien tuvo como actor principal al gran Ben Affleck. Lo interesante de esta cinta es que se utiliza el estudio en territorio mexicano para recrear todo lo sucedido con el ataque en la Segunda Guerra Mundial.

Pero ellos no son los únicos que han aprovechado lo ofrecido por México para alimentar el séptimo arte. La famosa tragedia de amor de William Shakespeare, Romeo y Julieta, pasó en 1996 al cine combinando principalmente espacios de la Ciudad de México y Veracruz.

La Parroquia del Purísimo Corazón de María fue utilizada para las escenas que dotan de vida a la película. Visítala en Gabriel Mancera 415 y revive la tensión, tristeza y dramatismo del que fue testigo.

La Máscara del Zorro, Resident Evil, Hombre en Llamas, Licencia para Matar y -la última- Spectre son algunas de la larga lista de cintas que, sin ser mexicanas, llevan un cacho de (o todo) México en ellas.

Compartir

Enviar